Artículos

Animarte a echar a andar tus proyectos: Nanowrimo y Nanowrimo Camp

A veces nos cuesta escribir. A veces escribimos pero no somos constantes, o no cuesta ver resultados, o nos sentimos muy solos en el camino. Para paliar eso se han creado millones de recursos, métodos, retos y movidas varias. Una de las más potentes es el Nanowrimo.

El artículo de hoy, aunque en principio va para escritores, también sirve para orientarte un poco a la hora de afrontar tus proyectos. No solo porque puedes «hacer trampa» y usar el Nanowrimo para organizarte otros proyectos (leer, pintar algo, o lo que sea), sino también porque te puede dar una idea para buscar herramientas parecidas centradas en la actividad que tú quieras.

¿Qué es el Nanowrimo?

Los elementos básicos del Nanowrimo

Como su propio nombre indica (súper intuitivo), significa “National novel writing month”, que al español vendría a significar «Mes nacional de escribir novelas». Ese mes es Noviembre.

La idea es, por tanto, escribir una novela en un mes. En realidad es una novela corta o novelette, porque el objetivo es escribir 50.000 palabras mínimos que sale a 1666’67 palabras al día (malas puñalás le den, no podrían haber puesto 60.000 palabras y que salieran redonditas las palabras al día).

Hay quien discute si lo apropiado es escribir una novela de principio a fin o valdría seguir algo ya empezado, o empezar una novela que ya irías terminando, que es lo que yo hice con Onironautas. Da igual el género, el público objetivo, el estilo… Lo importante es escribir.

Lo que prima en el Nanowrimo es la cantidad sobre la calidad. Ya corregirás luego, tú ponte. Viene muy bien para los que no nos ponemos, no somos constantes, o para los que por hache o por be lo han dejado por un tiempo y tienen que ponerse de nuevo.

También es importante indicar que nadie lee lo que escribes. Tú cada día (o cuando quieras) pones en la web cuántas palabras has escrito. Es un reto de escritura, no un concurso literario. De esta forma, si tienes miedo de que te plagien, puedes estar tranquilo.

¿Cómo apuntarse?

Arriba a la derecha está el «Sign in» para apuntarte, eligiendo un usuario, contraseña… Esas cositas

Lo primero es registrarse en la página. El problema es que está en inglés y no es la más intuitiva del mundo, pero tampoco tiene demasiada dificultad.

Seguramente Google te pueda hacer una traducción macarrónica. Si no, tampoco hace falta un gran inglés para hacer lo básico: Darle al «Sign in», rellenar los datos… Sí te puedes perder un poco más una vez dentro, aunque bicheando un rato llegas a donde quieres llegar.

El área personal no es tan intuitiva como pueda parecer, pero tampoco hace falta demasiado: un perfil tan completo como quieras poner, en «Proyect» le pones nombre a tu proyecto… Al registrar tu proyecto pones como se llama, lo público que quieres poner tu avances… En fin, cosillas para hacerlo a tu manera.

Y así se ve por dentro. Tu editas el proyecto, tienes tu barra de progreso… Juguetea un poco.
Allí soy Loli Pérez. Búscame y seremos amigos.

Hay una barra de progreso que irás llenando solo cuando haya Nanowrimo (noviembre) o Nanowrimo Camp , con el número de palabras que has escrito cada día, y te dice cómo vas: si vas a buen ritmo, si tienes que apretar un poco… Te sale una gráfica con el progreso “esperable” a 1667 palabras al día y el real.

Tienes “batgets” o medallas por cosas como escribir X días seguidos, actualizar dos veces el contador de palabras en un día, y cosillas así.

Cuando llegas a 50.000 palabras ¡HAS GANADO!

Espera, si lo puedo hacer a mano, puedo hacer trampas, ¿no? Si claro. Antes de hecho pedían subir un documento con las 50.000 palabras, pero hartos de llenar su servidor con «lorem ipsus», han quitado esto y simplemente te dicen que has ganado cuando dices que llegas al objetivo.

Pero es que el reto es contra ti (ains que profundo), no ganas nada más que la satisfacción personal y algunos descuentos en cursos, Scrivener, servicios y cosas así, casi todos en inglés. Lo importante es el reto personal.

Si quieres un auto-premio, te puedes comprar la camiseta de ganador, que a España tarda dos meses en llegar. Hay algo de merchandising que sirve para un fin solidario, proyectos educativos varios. No es barato, pero colaboras.

I am the champion, my friend

Durante el evento a todo el mundo se da descuentos, hay pep talks de escritores profesionales, editores, etc.

Lo más importante para mí es que conoces gente y te “picas” con otros. A mi me costó encontrar a la gente en español dentro de la web, pero finalmente encontré “Nanowrimo España”. Tenemos un grupo de Telegram y otro de Discord donde te motivas, hablas de tus proyectos, conoces gente nueva…

Lo mejor, los sprint. A través de una web o de un script en Discord, dedicas 15-25 minutos (los que queráis) a escribir como loco, picándote con otros. Cada cual pone su avance en ese intervalo de tiempo en número de palabras (o te lo hace la web automáticamente), así te picas a escribir más y pensar menos.

Organización

La gente el mes anterior suele prepararse: se hace una escaleta/esquema/whatever de la novela (yo no porque soy un caso, quiero hacerlo para Entre algodones, a ver qué sale).

Generalmente te registras unos días antes poniendo qué vas a escribir, detallando un poquito… Cuanto más descripción pongas, más profesional pareces.

¿Y por qué cuentas esto ahora si aún queda un porrón de meses?

Como estar en el campo, relajao, a lo tuyo, conociendo gente cuqui

Pues porque, como he ido soltando aquí y allá, también existe el Nanowrimo camp.

En abril y julio hacen un Nanowrimo, pero en esta ocasión no hay límites de palabras, el objetivo te lo pones tu. Tampoco hay límites de estilo de lo que vas a escribir, puede ser novela pero también poesía, teatro, la tesis… Incluso puedes hacerlo no de escritura, sino de edición, corrección, promoción…

La idea en principio es escrbir y apoyarse en grupos de 3-20 personas que llaman Cabañas virtuales, aunque a mi no me ha servido para mucho, yo he seguido con mi grupito español, que esta vez estaba un pelín menos activo, porque el Nanowrimo molón es el de Noviembre.

Aunque la a página solo soporta el seguimiento contando palabras, te dan consejos para establecer otros objetivos.

Aquí te ponen unas sugerencias para contar palabras editadas, tiempo invertido o páginas logradas.

¿Y si no lo consigo?

No pasa nada, mira que has fallado, aprendes, te conoces a ti mismo y esas cosas bonitas. Yo fallé el de Abril de 2021 por no escribir todos los días, no tener una guía y querer corregir sobre la marcha. Y por la vida de adulta funcional: maldita vida de adulta funcional.

¿Que he conseguido con Nanowrimo?

Primero, reavivar la llama. Así he escrito Onironautas y ya sé cómo prepararme un poco más para Entre algodones, que tiene más tarea.

Tenía que hacerlo, lo sabéis.

Segundo, pero no menos importante: la gente que vas conociendo en el camino. Gente muy molona, la menos molona se deja aparte, y así el camino no lo haces tan sola. Y aprendes un montón saliéndote de tu burbujita cómoda.

Tercero: recursos varios, tanto los que te da Nanowrimo, como los que son en plan ¿habrá algo como esto en español?, como los que te sugieren otras personas.

El Nanocamp de Julio de 2021 no lo voy a hacer porque estaré de vacaciones pendoneando aquí y allá, pero si queréis probar, seguro que no os deja indiferentes.

Si tienes alguna duda, comentario, si quieres hacerlo pero quieres algo de ayudita (aunque no soy una experta), puedes comentar aquí en el post o donde sea.

¡Nos leemos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.